LMNeuquen bin laden

La sangrienta historia de los Bin Laden, la banda que marcó a fuego el crimen local

En julio de 2014, Teté Soazo murió a manos de la Policía y a Gastón lo mataron en un ajuste. A seis años, el informe sobre una de las familias más conflictivas.

Los Soazo son sinónimo de conflicto para los vecinos neuquinos y se relacionan con varias causas policiales y judiciales. Ninguno de los hijos mayores de edad de Rubén Soazo (ya fallecido), los Bin Laden, tiene un legajo impecable. En julio de 2014, con cinco días de diferencia, al mayor lo mató la Policía en una toma de rehenes y otro fue asesinado en un ajuste narco. Los restantes, o cumplieron condena por robos, o están detenidos o ya tienen antecedentes como menores. El más chico es adolescente.

Los Bin Laden es una banda neuquina integrada por hermanos y primos que nació en el seno de Toma La Familia. A medida que el barrio se consolidaba, allá por comienzos de los 2000, los hermanos Soazo también ganaban territorio y comenzaron sus andanzas. Ya de adolescentes, se convirtieron en uno de los grupos más temidos, al punto de ganarse el nombre que los bautizó, porque eran “más malos que Bin Laden”.

Te puede interesar...

Los hermanos Soazo aprovecharon el nacimiento del barrio para adueñarse de ese territorio, así como sus conexiones familiares para extenderse hacia Confluencia, donde viven sus primos: los Oyarzo. Por su parte, los Felipitos, también Soazo, se quedaron en el Bouquet Roldán, y, en honor al apellido, también tienen un largo historial delictivo con algunos miembros condenados en la cárcel.

Asentados en una casa de dos plantas, con ladrillo a la vista y ubicada en el corazón de la toma, sobre la calle Comahue, los Bin Laden atemorizaron a todos los vecinos. No sólo se dedicaron a arrebatos, sino que los hermanos, junto a distintos jóvenes, eran “una banda de caño”. No se andaban con chiquitas y planeaban los asaltos a comercios donde tenían la data certeza de que había dinero. También disputaron el manejo de la droga en la toma.

El robo que salió mal

Los hermanos se vieron envueltos en varios robos a comerciantes y a viviendas, hasta que algo salió mal. “Creo que pensaron que les iba a salir bien como tantas otras veces”, confió una fuente consultada sobre aquella noche del 12 de julio de 2014. Rubén, “Teté”, de 24 años, y el mayor de los hermanos (fue vinculado a tres crímenes), ingresó por una puerta-ventana a una vivienda del barrio Barreneche, golpeó y amenazó a punta de arma de fuego a un matrimonio para que le entregaran un presunto monto de dinero.

La hija de las víctimas fue quien alertó a la Policía al ir a buscar a su mascota y percatarse de la situación. Hasta allí acudieron efectivos de Comisaría 12, que se toparon con que Tete tenía como escudo humado al dueño de casa y le apuntaba con un arma. Se vivió un momento de suma tensión, que terminó cuando el Bin Laden fue abatido de tres tiros luego, presuntamente, de abrir fuego contra los efectivos.

La muerte de Teté significó una gran pérdida para la banda, más aún porque las balas que lo mataron eran de la Policía. El rumor de que iba a correr sangre azul era cada vez más grande y la fuerza debió tomar recaudos para el efectivo que lo había abatido. Los Bin Laden querían venganza y fue necesario proteger con custodia permanente al cabo que le disparó, quien finalmente fue trasladado al interior de la provincia.

La Justicia determinó que el efectivo actuó en cumplimiento del deber y así lo agradeció el matrimonio víctima en una carta hacia la Policía. En ese momento, el entonces jefe de la fuerza neuquina, Raúl Laserna, había informado que los hermanos sumaban más de 60 causas por diferentes delitos.

Los-Bin-Laden-choque-moto.jpg
Muerte de Gaston Soazo, uno de los Bin Laden.

Muerte de Gaston Soazo, uno de los Bin Laden.

Acribillaron a Gastón

Si bien la droga no era uno de los negocios principales de la banda, tampoco les era ajena y con el paso de los años fueron sumándola en sus delitos. Apenas 5 días después de que los Bin Laden perdieran a uno de sus cabecillas, el hermano que le seguía fue asesinado a quemarropa en la vía pública por quedarse con plata de la droga.

La madrugada del 17 de julio, Gastón, de 22 años, fue a buscar a una joven hasta una vivienda del barrio Islas Malvinas. Allí se topó con otros hombres, entre ellos uno al que le debía dinero. “Se trata de un vuelto por droga. Soazo hace un tiempo había recibido una plata y una campera a cambio de droga que no entregó”, había confiado una fuente del caso a LMN en ese entonces, y agregó que, al verse cara a cara, el asesino le recriminó la deuda y lo remató.

Le pegó un tiro a la altura de las costillas, que lo hizo caer. Una vez en el suelo, le disparó en la cara y luego, en la nuca, cuando la víctima giró el rostro por el segundo impacto. Si bien una primera versión hablaba de un ajuste por un crimen en Confluencia, luego se comprobó que era por droga.

Cuatro días más tarde, el autor se entregó y fue acusado del crimen. En abril de 2015, Ever Campos fue declarado culpable y dos meses después, con una fuga y recaptura en el medio, fue sentenciado a 11 años de prisión, que actualmente cumple en la U11.

Los-Bin-Laden-Ever-Campos.jpg
Condena a Ever Campos.

Condena a Ever Campos.

Banda diezmada

Las dos muertes diezmaron a la banda de los Bin Laden, que en ese momento era liderada por los tres hermanos más grandes. Ahora, dos ya no estaban. Solo quedaba Javier. Durante una década aterrorizaron a todos en Toma La Familia y se ganaron varios enemigos, entre ellos a Los Chavos. Sin embargo, las andanzas continuaron y se aliaron con sus primos.

En 2015, Jésica, la única hermana mujer, fue sentenciada a una pena efectiva por robos, varios de ellos bajo la modalidad de mechera y otros a comercios o casas. Pero por tener un bebé de pocos meses y luego de que dos presas se suicidaran en la U16, la defensa logró que cumpla su condena con prisión domiciliaria. Javier y Richard hoy están detenidos con prisión preventiva en comisarías de Neuquén; mientras que el más chico aún no tiene causas.

Los-Bin-Laden-casa-quemada.jpg
La casa de los Bin Laden.

La casa de los Bin Laden.

-> Los echaron de la Toma La Familia tras quemarles la casa

El 2 noviembre de 2015, cansados de los robos y amedrentamientos a manos de los Bin Laden, los vecinos explotaron. La falta de código dentro del barrio, donde nadie estaba exento de ser víctima de robo por la banda, dinamitó la relación en el vecindario y los vecinos enfurecidos arremetieron contra la casa de los Soazo. La quemaron y derrumbaron a mazazos.

La Policía rescató a las cinco personas que había en el interior, entre ellos, un bebe de apenas un mes, el hijo de Jésica (quien dos días después fue condenada). El puntapié de la bronca de los vecinos había sido la amenaza que recibió un verdulero horas antes, cuando le dispararon a su comercio y él le pidió a uno de los Soazo, menor de edad, “que la cortara”.

Desde ese momento, el barrio cambió, pero los Bin Laden no se quedaron quietos. Hubo rumores de que se habían mudado a Cipolletti, pero no fue así, siempre se quedaron en suelo neuquino. Incluso a principio de 2016 se supo que vecinos de los barrios Don Bosco II y Villa Florencia querían echarlos de esos lugares, donde se habían mudado.

En noviembre de 2017, quisieron regresar a la toma. Intentaron instalarse en una casa cercana a la que les habían demolido e incluso reiteraron las amenazas contra el verdulero de aquel momento.

Lo último ocurrió en octubre de 2018 cuando le tiraron una bomba molotov a la casa donde vivía Jésica en Valentina Sur. Por el rápido accionar de los bomberos, solo se registraron daños materiales parciales y no hubo heridos.

-> Los seis hermanos Soazo

Los-Bin-Laden-Rubén-Tete-Soazo.jpg

Rubén Oscar “Teté” Soazo, 24 años, fallecido

Nacido en 1990, el mayor de los hermanos fue asesinado el 12 de julio de 2014. Estuvo vinculado a 3 homicidios, dos en 2010 y uno en 2013, pero por falta de pruebas nunca fue preso.

Gastón Soazo, 22 años, fallecido

El segundo hermano fue acribillado en la calle el 17 de julio de 2014. Tenía varios antecedentes policiales, pero ninguna condena judicial. Con Tete y Javier lideraban la banda.

Los-Bin-Laden-Javier-Soazo.jpg

Javier Soazo, 26 años

Cumple prisión preventiva en la Comisaría Tercera desde abril de este año, acusado de robarle a un policía en su casa. Cuenta con numerosos robos en su haber, pero aún no fue sentenciado.

Los-Bin-Laden-Jésica-Soazo.jpg

Jésica Soazo, 25 años

El 4 de noviembre de 2015, la condenaron a 3 años y 4 meses de prisión efectiva por robar un local. Le unificaron una pena de 3 años en suspenso por robos que cometió de adolescente.

Los-Bin-Laden-Richard-Soazo.jpg

Richard Soazo, 21 años

Cumple prisión preventiva en la Comisaría 46 desde agosto de 2019, acusado de robar de 6 estaciones de servicio y dispararle a policías en una persecución.

El Soazo más chico, adolescente

El menor de los hermanos aún no registra hechos delictivos ni causas en su haber. Era un niño cuando murieron sus dos hermanos mayores en el 2014.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

5.9459459459459% Me interesa
2.5675675675676% Me gusta
2.7027027027027% Me da igual
4.4594594594595% Me aburre
84.324324324324% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario