Manejaba una banda por Whatsapp desde la cárcel

Por dos años, un preso controló la venta de drogas en La Matanza.

Buenos aires. Se llama Claudio Barraza, tiene 25 años, está preso desde 2016 por una causa narco en la Unidad N° 9 de La Plata y la Justicia está convencida de que desde entonces manejaba desde la cárcel y por Whatsapp el negocio de la droga en la villa Puerta de Hierro de La Matanza. En el marco de esa causa, y por disposición del Juzgado Federal en lo Criminal y Correccional N° 3 de Morón, ayer se hicieron 21 allanamientos en la villa Puerta de Hierro, en diversos barrios de La Matanza y en la Unidad N° 9 de La Plata. En total, hubo 13 detenidos, tres de ellos menores de edad.

En la celda de Barraza los investigadores encontraron dos celulares y 10 chips, que ahora serán analizados para corroborar la hipótesis de la causa. Las autoridades están convencidas de que el preso coordinaba por teléfono con sus tres hermanas, su mujer y varios parientes la distribución y venta de los estupefacientes. “Teníamos el dato de que operaba por Whatsapp y cambiaba los chips todo el tiempo para impartir órdenes desde el penal a sus familiares. Por eso, ahora que tenemos en poder todos los elementos, se harán los peritajes necesarios para ver el grado de participación de cada uno de los involucrados”, explicaron las fuentes.

Barraza creció en Puerta de Hierro de la mano del negocio de la droga, y gracias a las ganancias que obtuvo, pudo irse a vivir a otro barrio de La Matanza, pero nunca dejó de operar en la villa. Cuando a fines de marzo de 2016 cayó detenido por infracción a la Ley de Drogas 23.737, desde el Tribunal Oral Criminal N° 1 de San Martín lo mandaron preso a la cárcel de La Plata. Pero el encierro no fue un obstáculo para el detenido.

Desde su celda, Barraza les daba órdenes a sus familiares para que continuaran con su negocio. Para la Justicia, los más chicos eran usados para repartir marihuana, cocaína y paco entre los “clientes”. Durante los allanamientos que se hicieron en las casas y negocios –uno es un local de venta de artículos de limpieza– del clan Barraza trabajaron los efectivos de la Comisaría 1ª de Laferrere, en conjunto con el GAD y la Policía local de La Matanza, Grupo Halcón, personal de Infantería, Caballería de Moreno y Morón, policía motorizada y hasta un helicóptero de la Bonaerense.

En el marco de esos operativos secuestraron una pistola Bersa calibre .22 con la numeración suprimida, dos autos, dos motos, 51 celulares, $74.206, 149 dosis de cocaína, 3 kilos de marihuana empaquetada y 561 gramos en dosis, tres piedras de paco de 52 gramos cada una y dosis listas para la comercialización.

51 celulares secuestrados a los familiares del preso

En los diferentes operativos, las autoridades también secuestraron una pistola, dos autos, dos motos, $74.206 y una gran cantidad de droga, entre cocaína, paco y marihuana.

Desde el penal de La Plata, donde estaba alojado desde 2016, el recluso enviaba mensajes con diferentes chips para supervisar el tráfico de drogas.

Lo mató en un partido de truco

La DDI de Quilmes detuvo, en la localidad bonaerense de Moreno, a un ciudadano paraguayo de 26 años que era buscado por haber asesinado a balazos a un joven de 23, como saldo de una violenta discusión que mantuvieron mientras jugaban un partido de truco. El hecho ocurrió en 2016, en Bernal. El asesino, llamado Franco Jorge, fue apresado en un procedimiento cerca de la estación de trenes de Moreno, perteneciente al Ferrocarril Sarmiento. Es el responsable del crimen de Francisco Forcado Ayala.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario



Lo Más Leído