El Rojo, en su día más triste

Independiente cayó ante Madryn como local y dejó el Federal A después de cinco temporadas. Dolor y lágrimas en La Chacra.

Oscar Méndez

mendezo@lmneuquen.com.ar

Neuquén. El descenso de Independiente quedó sentenciado en una triste tarde en Neuquén ante Deportivo Madryn, en la fecha 7 de la reválida de este esquivo Federal A, aunque el ciclo tuvo alertas tempranas que no se supieron acallar y terminaron con el club mirando hacia el segundo semestre del 2019 en Lifune, a la espera de un lejísimos Federal Amateur que se pondrá en marcha recién el año que viene.

Paradójicamente, el Rojo se despidió con derrota 1 a 0 y jugando uno de sus mejores partidos del corto ciclo de Luis Murúa, por todo lo que estaba en juego y por la calidad del rival, que ahora es el sólido líder de esta instancia, encaminado a la clasificación para los playoffs del segundo ascenso a la B Nacional.

Te puede interesar...

El local propuso desde la salida del vestuario con tres delanteros: Sebastián Jeldres, Álvaro Klusner y Hugo Hernández; Brian Canales en la conducción y solamente Martín Ramos junto al capitán Manuel Berra para la contención. Ni el empate le servía al dueño de casa para evitar lo peor en términos deportivos.

Y así lo complicó al Aurinegro, que aprovechó la única que tuvo a su favor en todo el primer tiempo a los 8 minutos, tras un pase filtrado de Fabio Giménez y la correcta definición de Brian Uribe que tomó saliendo a Emanuel Pontet para achicarle al ángulo del remate.

El mazazo no lo aturdió al dueño de La Chacra que siguió intentando con juego asociado, careciendo, sí, es cierto, de peso ofensivo pero con mucha orden en su última línea, y el despliegue generoso de Jonathan Valenzuela, de los mejores del duelo.

Uribe marcó el único gol del partido en Neuquén. Madryn se escapa.

Nunca llegó

La merecida igualdad como para tomar el impulso final nunca llegó. Pablo Lencina le atajó un lindo cabezazo a Klusener a los 41’. Ya en el complemento, la gran corrida en diagonal de Jeldres terminó en un remate débil ante el 1 a los 20’ y a los 38’, Joan Artaza cabeceó apenas alto un centro en el segundo palo.

2020 Enero del próximo año es la fecha tentativa para arrancar el Amateur.

Enzo Petretto, que saltó desde el banco, rozó el palo izquierdo de Deportivo Madryn cuando el pitazo final se acercaba y ni la pegada de Orlando Porra como lanzador llegó a ser contacto aéreo con Berra, Medina o alguno de los que terminaron dentro del área rival.

No quedó tiempo para reproches de los 300 hinchas que acompañaron, sólo el aplauso y reconocimiento por el esfuerzo realizado, entendiendo que las causas de este desenlace no estuvieron solamente en estos 90 minutos para la historia de final infeliz de una institución que deberá replantearse ahora su futuro en la disciplina.

“A la gente no se le puede reclamar nada porque los que vinieron siempre, siempre lo hicieron para apoyarnos”, dijo Manuel Berra, Mediocampista de Independiente de Neuquén

Lalo Porra, referente y de los más queridos por el hincha, dice adiós.

Sobisch y el ídolo Porra anunciaron que se irán

No sólo el descenso de la categoría quedó sentenciado en Independiente la tarde del 11 de marzo de 2019. Tras 15 años al frente del club, su actual presidente Gastón Sobisch confirmó que dejará la conducción en manos de otras personas y Orlando Porra completará la campaña antes de colgar los botines.

“Soy el máximo responsable de este final. Para lo bueno y para lo malo, el presidente siempre es el máximo responsable, y lo asumo. Ya está decidido que dejaré la presidencia”, reflexionó el conductor minutos después del partido, entre lágrimas y silencios motivados por la emoción.

Sobisch también confirmó su alejamiento.

Quedan en su memoria lindos eventos vividos, como el partido ante Racing por Copa Argentina en la cancha de Lanús, los ascensos de categoría y la inauguración de la cancha. “Comenzamos esta aventura en la cancha del centro. Hubo grandes momentos, también de los otros, como en la vida. Nunca tuvimos un gran apoyo y lo reclamamos, pero no llegó”, amplió sus conceptos.

A metros de él, alejado del vestuario local por algunos minutos, Lalo Porra se refugió en el llanto solitario mirando al suelo. Tomó saliva, se excusó de hablar con la prensa con amabilidad, pero no titubeó. “Dejo el fútbol. Contra Roca en esta cancha juego mi último partido”, confirmó y abrió la puerta de su casa para acompañar a sus compañeros que permanecieron en silencio durante largos y reflexivos minutos.

El público valoró el esfuerzo y Berra lamentó “la falta de apoyo” externo

El público de Independiente mantuvo una conducta ejemplar en medio de la pérdida de la categoría. Hubo lamentos y algunos insultos al aire por el presente deportivo, pero nadie reprochó a los jugadores por el esfuerzo realizado en este último partido.

“Vamos a morir atacando, Murúa, vamos a morir de pie”, le gritaron al DT desde la platea a la vuelta del entretiempo.

El Pity acusó recibo y respondió con un saludo de manos, dando certezas de que había escuchado el mensaje del hincha.

“Hace tres años que venimos en este ciclo. Logramos esquivarlo, pero esta vez no se dio. Reclamamos apoyo de todo tipo durante mucho tiempo y no lo tuvimos. Igual, los que salimos a la cancha somos los jugadores”, declaró Manuel Berra, el histórico número 5.

A punto de cumplir 38 años, el referente de Independiente aún no tiene resuelto su futuro. “Siento que este mazazo me va a costar superarlo. Veremos cómo avanza el receso, cómo siento mi castigado cuerpo y cuáles son las motivaciones”.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído