Qué dice la carta de la acusada de planificar el ataque a la comisaría

Desde la cárcel, la joven dijo que su "única culpa" fue haberse "enamorado".

Zahira Ludmila Bustamante, la joven acusada de querer rescatar a su novio de la comisaría de la localidad bonaerense de San Justo, aseguró hoy que no planificó el ataque ni intervino en él y que su “única culpa” fue haberse “enamorado”.

En una carta entregada a su abogado, Jorge Irineo, quien la visitó esta mañana en la alcaidía 3 de La Plata, la detenida dio su versión de los hechos ocurridos en la seccional 1ra. de La Matanza el lunes último.

“Yo soy Zahira Ludmila Bustamante y quiero aclararle a la población que no soy jefa de banda alguna, que no planifiqué la fuga de mi marido, que no conseguí armas ni uniformes y que mi única culpa fue haberme enamorado de Leandro, que tenía miedo que lo mataran en un penal y por eso yo le prometí: quedate tranquilo mi amor, yo te voy a sacar”, escribió la joven.

Luego agregó en el texto: “Quiero aclarar que yo no participé en la fuga y que me detuvieron a media cuadra de la comisaría engañada, diciendo que me habían autorizado ver a mi marido, que también detienen a mi primo Bruno, que me había acompañado y lo detienen arriba del Vento”.

“Me la paso rezando para que Rocío, la policía baleada, vuelva a caminar, ya que gracias a Dios está viva. Pido perdón a la sociedad, a mi familia y a mi hijo por lo sucedido y le pido a Dios que me perdone porque yo solo actué por amor”, finalizó.

Embed

Consultado acerca de las contradicciones que surgen de la carta, otro de sus abogados, Santiago Socolsky, dijo a Télam que “ella lo que quiere decir es que no es jefa de ninguna banda, sino que solamente estaba al tanto de lo que iba a pasar”.

“Pero ella no participó de la toma de la comisaría, ella solamente estaba afuera esperando si podía ver a Leandro (Aranda) luego del hecho y cuando tengamos acceso a la causa sabemos que hay mensajes y audios para analizar”, agregó el defensor.

Socolsky dijo que “se armó mediáticamente una imagen de Zahira que no es tal” y aseguró que la joven “no tiene antecedentes, estudia, la madre tiene una pequeña empresa de zapatos y el padre una concesionaria de autos, son gente de clase media”.

“A los dieciséis años se relacionó con Aranda, tuvo un embarazo que después perdió. Cuando sus padres se separaron, a ella le alquilaron un departamento y actualmente tiene un bebé de ocho meses (hijo de Aranda) que ahora lo está cuidando la abuela materna”, afirmó.

El abogado dijo que entre Zahira y su novio, antes de que lo detuvieran, “había una relación de maltrato” y que su familia siempre se opuso a la relación.

En la causa que tramita la fiscal de La Matanza Alejandra Nuñez, la joven y los otros cinco detenidos que tiene la investigación están acusados de “homicidio en grado de tentativa agravado por ser la víctima personal policial”.

LEÉ MÁS

La sargento baleada tiene un daño medular grave

Fuente: Telam

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario



Lo Más Leído