LMNeuquen abuso

Canal V: seguirán presos la mamá y el padrastro acusados de abusar de las nenas de 4 y 11 años

Les extendieron la preventiva por un plazo de dos meses. Las niñas por ahora no están en condiciones de ir a Cámara Gesell, pero hay indicadores claros de abuso.

La mamá biológica y el padrastro, acusado de abusar de las hijas de 4 y 11 años en Canal V, continuarán con prisión preventiva por dos meses más, igual plazo de extensión se le dio a la investigación. Las pequeñas todavía no están en condiciones psicológica y emocionales para afrontar la entrevista en Cámara Gesell, pero los profesionales que las analizaron observaron indicadores de abuso y silenciamiento.

En una audiencia realizada hoy por Zoom, el juez Mauricio Zabala, a pedido de la fiscalía, querella y defensoría d los Derechos del Niño, prorrogó los plazos de investigación y prisión preventiva para los acusados.

Te puede interesar...

Los defensores de la mamá y el padrastro se opusieron explicando al juez que no se puede detener para investigar sino que hay que investigar para detener, de lo contrario se afecta el derecho a la libertad de las personas.

Por su parte, Gustavo Lucero, abogado querellante del papá biológico de las víctimas junto a Silvina Fernández Mendaña, explicó al juez que el derecho superior es el del niño y que debe prevalecer por sobre cualquier otro derecho. En este sentido, Zabala resolvió teniendo en cuenta este parámetro.

Por ahora, la fiscalía de Delitos Sexuales ya ha reunido elementos médico forense que demuestran que las niñas fueron víctima de abuso. De acuerdo a lo revelado por fuentes del caso, los profesionales que han tratado a las pequeñas para analizar si pueden hacer frente a las entrevistas en la cámara Gesell, han determinado que no están en condiciones, pero hay advertido indicadores de abuso y de silenciamiento. Esto tendría que ver con dos situaciones, primero que la involucrada es la mamá de las nenas y esto es un elemento muy sensible para las pequeñas. Y el segundo elemento que se contempla es la naturalización de los abusos.

La historia

La causa se inició producto de un hallazgo fortuito. El 15 de abril una vecina le prestó el celular a la madre de los chicos. La madrugada del 16, ve en su teléfono que le quedó abierto el chat de la vecina donde por el contenido de la conversación se daba cuenta de los abusos que le practicaban a las dos nenas de manera alternada.

La mujer que descubrió el chat llamó al 102 y luego a un 0800 de Buenos Aires. El presidente de la vecinal Luis Sánchez, se encargó personalmente de tomar contacto con la Policía y con el fiscal Azar, que ya había solicitado la detención de la madre y su pareja. Durante la detención concretada la tarde del 16 de abril, los vecinos salieron a la calle, pese a la cuarentena, e intentaron linchar a la pareja por los que hubo un importante despliegue policial.

El viernes 17, la fiscalía formuló cargos, con elementos de prueba tales como los chat y pericias forenses que arrojaban indicadores de posible abuso, pero no hubo relato de parte de las niñas. Para la jueza Ana Malvido esos elementos no alcanzaron por lo que no avaló los cargos y ordenó la liberación de la pareja. Esto desató la indignación de los vecinos.Los chicos fueron puestos bajo resguardo de su padre biológico.

Los tíos maternos, ni bien se enteraron de lo ocurrido los fueron a visitar. “Mamá y él me hacían cositas feas”, le dijo la nena más grande a su tía Ludmila tras revelarle todo lo que había sufrido.

Tras publicar LMN el sábado este relato, la fiscalía convocó de inmediato a la tía aprovechando que la niña le había contado todo lo ocurrido. Este medio confirmó que el hombre sospechado, ya tiene una causa anterior por la que fue acusado el 28 de febrero del abuso sexual simple de la hija de 7 años de su ex pareja que ocurrió en mayo de 2019. Su ex pareja dialogó con este diario y contó “abusó de mi hija y amenazó con matarnos”, reveló la mujer.

Con los vecinos en pie de guerra en la calle reclamando justicia, la jueza Ana Malvido salió a contar que había recibido amenazas por lo que la Policía debió consignar el domicilio y cuando se acercaron a manifestarse debieron efectuar disparos disuasivos.

En este tenso contexto, el lunes 21 de abril la fiscalía ordenó la detención por segunda vez de la madre y padrastro de los chicos y al día siguiente se concretó la audiencia de acusación en la que se avalaron los cargos y la prisión preventiva, pero solo por los abusos que sufrió la niña de 4 años.

El 23 de abril, por unanimidad el tribunal revisor integrado por los jueces Carolina García, Carina Álvarez y Dardo Bordón ratificaron la decisión del juez Mauricio Zabala por lo que la pareja acusada continuó con prisión preventiva.

A los pocos días, la nena de 11 años accede a realizarse la pericia médica forense acompañada por su tía materna. El informe fue contundente y dejó en claro que la niña presentaba claras lesiones de abuso. La fiscalía pidió una audiencia en la que se le incorporaron estos nuevos cargos a la pareja que continuará dos meses más con preventiva.

En paralelo, la hermana del padrastro abusador, reveló que ella también había sido abusada desde los 7 a los 17 años cuando vivía con él en Misiones. Lo hizo mediante un llamado telefónico a la fiscalía desde un país vecino. Los abusos finalizaron cuando el hombre se vino a Neuquén. En ese momento, la joven optó por irse del país y no quiere saber nada con regresar.

LEÉ MÁS

¿Por qué podría quedar libre el femicida de Cielo López?

Amplían plazo de investigación del crimen de Luciano

Bajo estricto protocolo, los presos ya reciben visitas

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario